12 mayo, 2009

Déjame entrar


Ése es el título de una película sueca de niños, amor y vampiros. Extraña mezcla que su director Tomas Alfredson hace que funcione de una forma sorprendente, dotándola de lirismo y de unos actores que han nacido para esos papeles. La clave está en que, en realidad, no se trata de una peli de vampiros sino con vampiros. Déjame entrar, ambientada en Suecia a principios de los setenta, fue rodada en blanco nieve y rojo sangre. Y además de esos actores y de la manera particular de contarla, están la banda sonora y ese comienzo en el que vemos una cortina de nieve cayendo despacio en silencio, un acierto más del director que nos avisa así de que ésa no es otra película de vampiros.

Gente distinta. Marginados a los que no se les permite entrar, formar parte del mundo de los demás. Personas que sufren porque están solas y hace frío y miran a las ventanas de las casas ajenas y entonces hace más frío. Un final excelente. El interés en comprender a quien se ama. Eso es lo que vemos en esta película. Niños que se quieren y hablan en morse a través de las paredes.
Los vampiros de esta peli sufren y se enamoran de la manera en que lo hacemos los humanos. No mucho ni poco, sino inevitablemente.

Déjame entrar, todavía en (algunos) cines, se recomienda ir abrigado. Que la disfruten.



17 comentarios:

Irreverens dijo...

Mucho me temo que este tipo de película no llega a mi territorio ni por equivocación...

Pero la tendré en cuenta por si me la encuentro por ahí.
:)

Besos

Gabriel Ramírez dijo...

Pues habrá que correr para echar un vistazo. Ya te contaré.

desconvencida dijo...

Siguiendo tu recomendación me acerqué a verla ayer mismo, día del espectador... ufff, esta película lo tiene todo, a ratos parece un cuento y a ratos una verdadera película de miedo... también destaco la banda sonora y cómo capta el director el "silencio" de la nieve cayendo...

desconvencida dijo...

"El silencio de la nieve, pensaba el hombre que estaba sentado inmediatamente detrás del conductor del autobús. Si hubiera sido el principio de un poema, habría llamado a lo que sentía en su interior el silencio de la nieve."

ORHAN PAMUK "Nieve"

Alex dijo...

Me atrae tal y cómo la describes. Siempre he pensado que el vampirismo es utilizado a modo de metáfora. Una forma de definir al diferente.

La nieve suena, claro que sí. Solo hay que saber escuchar.

Selma dijo...

Reconozco que fui a verla con demasiadas expectativas, y me encontré con algo que no esperaba. Esa decepción inicial, con los días, ha desaparecido, y realmente es una película bella y triste al mismo tiempo (como la nieve). El último cuarto de hora es tremendo e impactante, uno de los mejores finales de los últimos años.

Elèna Casero dijo...

Tendré que esperar algún tiempo. últimamente no voy mucho al cine. Pero lo tendremos en cuenta.

Un beso princesa

Lena dijo...

Suena interesante...

¿da miedo?

¿la pueden ver los niños o es solo para adultos?

Me gusta mucho tu espacio...el anónimo en recortes me encantó...me hizo sonreir...

Vengo por Luna de Papel...tiene enlaces divinos.

Te sigo.

Un abrazo.

L.

princesadehojalata dijo...

Lena, la peli tiene sus momento gore así que puede asustar a los niños y también a los mayores, lo cierto es que en el post sólo he hablado de su cara más amable...

Un beso Elena, echo de menos esas croquetas tuyas que nunca he comido. ;)

Selma, esa escena final, como decían los amigos de In-Perdibles, se pasará en las escuelas de cine, es tecnicamente perfecta.

Alex, es justo lo que pienso, es una peli de gente distinta más que de vampiros. La nieve es una de esas cosas que tienen sonido, como el amor.

Gracias por la frase Desconvencida, me ha encantado!

Gabriel, Irre, a ver si teneis oportunidad de verla y nos contais.

Besos a todos.

troyana dijo...

Es una película inclasificable.Lo cierto es que habla como dices de gente distinta,al margen de la sociedad, y dos niños que se encuentran y se enamoran,tal cual en "Camino" salvando las distancias.Por otra parte,hubo escenas,toques que me recordaron a Tarantino,como la escena de la piscina,que es espectacular.
Una peli "rara avis" digna de ver en cualquier caso.

coco dijo...

¿Permeso?
Avanti!

Angéline dijo...

He oído nieve.. tomo nota. Besos

princesadehojalata dijo...

Nieva en primavera por culpa de Benedetti hadiña.

Avanti coco, tú siempre puedes pasar.

Troyana, la escena de la piscina es brutal. Creí haber dejado un comentario en tu post de hace mucho que te quiero pero por lo visto no lo hice...tienes un blog estupendo. Gracias por la visita.

troyana dijo...

Princesadehojalata,
es posible que dejaras el comentario en "hace mucho que te quiero"pero blogia a veces juega al rato y al ratón con los comentarios.Disculpa y si no es mucho pedir,me encataría conocer tu opinión sobre la película o la temática.Muchas gracias por el enlace,
bss

Sayuri dijo...

Creo que llego tarde a la pantalla grande, pero la conseguiré para verla en casa, a falta de pan…
Besos

princesadehojalata dijo...

Hola Troyana, es cierto que comentar en tu blog resulta complicado...a ver si durante el día de hoy consigo hacerlo. Hace mucho que te quiero (precioso título) me gustó mucho, me pareció una planteamiento original que debía haber mantenido hasta el final. La justificación de todo, la habrías suprimido. Así habría sido una peli más valiente.

Si la ves me lo cuentas Sayuri, un beso grande.

Helene Hanff dijo...

Hola Pricesa, vi la película hace un par de semanas y me encantó. Me creí todo. Cuánta soledad, ¿verdad? y cuánto frío. Un beso