18 mayo, 2009

Primavera con una esquina rota

Mario Benedetti, foto de Daniel Mordzinski


Ha tenido que ser ésta, precisamente ésta, la primavera más fría que recuerdo, la que tenía que terminar con una esquina rota. Mario Benedetti ha muerto. Y pienso que me hubiera encantado acercarme a él hoy y darle las gracias al oído y un beso.
Benedetti fue uno de los primeros poetas que leí, si no el primero, el culpable de haberme hecho enfermar de literatura, enfermedad dulce como lo son las que sabes que no van a matarte. Una dolencia que incluye su propio tratamiento, siempre he pensado que la poesía debería venderse en las farmacias. Leí sus poemas, los guardé en lugar seguro y hace poco tiempo conocí parte de su prosa. La tregua -Avellaneda y yo- es desde que lo leí uno de mis libros favoritos. Mario Benedetti, poeta uruguayo, mi abuelito literario, hoy me hubiera gustado abrazarle. Gracias maestro.

DEFENSA DE LA ALEGRÍA

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría

27 comentarios:

Paco dijo...

Magnífico Benedetti. Yo también he sentido mucho su pérdida. Si te psas por mi blog verás unos enlaces que he encontrado que son bastante interesantes. Un abrazo.

Belén dijo...

Lo echaremos de menos...

Besicos

Irreverens dijo...

Hace muy poco que me leí su Primavera con una esquina rota...
:(

desconvencida dijo...

Precisamente fue "Primavera con una esquina rota" lo primero que leí de él, en el instituto... luego llegó "La tregua", uno de mis libros favoritos, que te engancha y no te suelta, que tantas y tantas veces he releído... y sus poemas, y sus otras novelas... hoy nos hemos quedado huérfanos de este "abuelito literario" como bien lo llamas... pero siempre nos quedarán sus letras para hacernos compañía...

Los viajes que no hice dijo...

Yo tengo una pena...

eva al desnudo dijo...

Yo no lo hubiera podido expresar mejor,Princesa.
La Tregua és EL libro de mi vida y veo que coincidimos muchos romanticos- sentimentales- sin remedio. Me has emocionado.

Un bolero para Mario hoy:
Contigo aprendí.

Gabriel Ramírez dijo...

Pepe Hierro me presentó a Benedetti. Acababa de publicar mi primera novela. Pepe le había dejado un ejemplar y ya la había leído. Nos dimos la mano y me dijo: "¿Así que aún quedan autores que han decidido hacer literatura sin pensar en ganar dinero? Mis mejores ojalás, querido amigo". Desde ese día siempre que dedico un libro me acuerdo de él porque termino la dedicatoria diciendo eso "Mis mejores ojalás".
Un buen tipo.

princesadehojalata dijo...

Mis mejores ojalás. Qué Benedetti suena.

Un beso a todos, os dejo con otro poema suyo que viene muy a cuento hoy:

Pasatiempo

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía
luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era océano
la muerte solamente
una palabra
ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros
ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

Antígona dijo...

Te dejo mi pequeño homenaje con uno de sus poemas que más me gustan. Seguro que lo conoces. Se titula "No te salves":

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo

Un saludo

Alex dijo...

Mis mejores ojalás también para él. Sólo esperar que no encuentre demasiados baches en su camino y que atienda a mis llamadas. La última parte es seguro que se cumplirá: basta con abrir uno de sus libros.

(* dijo...

CURRICULUM

El cuento es muy sencillo
usted nace
contempla atribulado
el rojo azul del cielo
el pájaro que emigra
el torpe escarabajo
que su zapato aplastará
valiente

usted sufre
reclama por comida
y por costumbre
por obligación
llora limpio de culpas
extenuado
hasta que el sueño lo descalifica

usted ama
se transfigura y ama
por una eternidad tan provisoria
que hasta el orgullo se le vuelve tierno
y el corazón profético
se convierte en escombros

usted aprende
y usa lo aprendido
para volverse lentamente sabio
para saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre
un lío

entonces
usted muere.

(Mario Benedetti)

Un beso emocionado, Princesa.

princesadehojalata dijo...

Sí Antígona, ese poema lo hemos tenido todos en la carpeta, verdad? Dice mucho de él.

Mis mejores ojalás para ti también Alex.

(*, qué bonito! no conocía su curriculum, gracias por traerlo aquí.

Besos a los tres (y levanto cuatro dedos)

AdR dijo...

¿Hoy te hubiera gustado abrazarle? Sólo tienes que extender los brazos :)

Roto me dejó a mí este hombre desde lo primero que le leí.

Irrepetible.

Besos

troyana dijo...

Princesa,como has visto,me sumo a esta despedida-dolor.Defensa de la alegría es para mí un credo personal,pero resulta dificil quedarte con uno solo de sus poemas,subrayados a lápiz Inventario I e Inventario II,han sido libros de reunión,de recitar en voz baja y en alto,de compartir,de saborear...
Un abrazo inconsolable hoy.

Selma dijo...

Guardemos la pena en "el lado oscuro del corazón", y sigamos disfrutando de sus frases, tan sencillas, tan certeras, tan inmortales como él (y como Avellaneda).

Capri c'est fini dijo...

Impresionante Benedetti, veo con gusto que la mayoría de bloguero que suelo visitar han querido dejar la constancia de esta devastadora pérdida. Qué grandes las palabras de Benedetti, nunca me podré cansar de leerlas...

Un beso.

Laura dijo...

gracias por esta entrada. Me encanta ver lo que siento plasmado en otros con tanta precisión como si fuera yo misma.

Un beso

fiorella dijo...

Benedetti además de dejarnos sus palabras escritas nos dejó un ejemplo de vida,coherencia y esto de tender puentes,hermanarnos con el otro,dinamitando distancias.Te dejo un abrazo desde Montevideo-Uruguay

begusa dijo...

no te salves... qué letras...
podría decirse que defender la alegría es más que mi hobbie favorito mi regalo involuntario...
y hoy... que sí me siento llena de pequeñas tormentas sin desahogo... de silencios sin azúcar y con demasiada ojera... abrazarme a un libro ya no basta...
ahora que he dormido a su lado... ya no quiero más... ni siquiera poesía... necesito ahora que las letras me den una tregua... para poder exprimir revoluciones contigo...
salu2,

francisco aranguren dijo...

Gamoneda ha dicho algo así como que Benedetti era necesario pero no era poeta. Creo que quiere decir que Benedetti era más que poeta, o al menos, el juicio sobre él no puede reducirse a su poesía, sino que debe abarcar su forma de posicionarse en la vida, en el mundo, en el amor. La poesía no salva a Benedetti; no le salva la estética, el arte: le salva para todos nosotros su ética, su vida, que -es verdad- supo cantar en poemas. Deseaba estar contigo en este homenaje multitudinario. Un beso.

coco dijo...

Tú también, querida mia, ven que nos mimamos.

desconvencida dijo...

Veo que lees Maus, qué grande, el comic hecho historia...

Bel dijo...

No he leído mucho a Benedetti, no sé por qué, tal vez porque en general he preferido las bebidas fuertes y ásperas. Pero ahora, sí me vendría bien esa agridulce cura... voy a buscar una farmacia y entre tanto, creo que puedo apañármelas muy bien con esa defensa de la alegría que nos has dejado, Princesa, y con ese "saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre
un lío", que nos trae (*.

Un besazo enorme a las dos.

princesadehojalata dijo...

Adr, el otro día ví de nuevo el vídeo de Blogs de papel y me resultó curioso volver a verte, re-conocerte. Un beso.

Troyana, me alegro de que te gustara el poema, no es uno de sus más conocidos pero quise poner un poco de alegría en el mensaje, porque alegres es como vamos a recordarle.

Si Selma, Avellaneda se queda en nuestro corazón para siempre, junto con él y toda su obra.

Capri, el mundo se separo en dos mitades, escribiste una despedida preciosa en tu blog.

Gracias a ti Laura. Un beso.

Fiorella, un honor recibirte desde donde montevideais. La muerte de Benedetti nos ha conectado a todos los que la sentimos, en una especie de corriente Avellaneda.

Begusa, es un regalo precioso. Sigue exprimiendo a gusto ;)

Pachi, escuchas a Gamoneda con buenos oídos...no sé si quiso decir eso pero se alegrará de que algunos hayais pensado así. Estuvo desafortunado, en mi opinión.

Si Coco, vamos a mimarnos.

Descon, cuando lo acabe te cuento, ando liadísima estos días, caja va caja viene...

Bel, cuando dices a las dos te refieres a la princesadehojalata y la que que está dentro de su nombre, supongo...abrazadas quedamos. Un beso, también a las dos.

Sayuri dijo...

No le había leído mucho, la verdad.
Me ha encantado redescubrirlo de esta forma tan humana, a través de tus ojos y tus sentimientos.
Un beso

okuss dijo...

Vemos las mismas peliculas
leemos casi lo mismo
Y esta vez nos toca sentir la misma pérdida.
Mi primer autor también... Y el que me llevó a los lugares más lindos.
Saludos con tristeza desde acá.

princesadehojalata dijo...

Saludos Okuss. A veces pasa, que llegas a un blog y encuentras alguien que podría ser tú. Bienvenido a mi mundo que es también el tuyo.