06 septiembre, 2008

Kilómetro cero

Las distancias no miden lo mismo
de noche y de día.
A veces hay que esperar la noche
para que una distancia se acorte.
A veces hay que esperar el día.
Por otra parte
la oscuridad o la luz
teje de tal manera en ciertos casos
el espacio y sus combinaciones
que los valores se invierten:
lo largo se vuelve corto,
lo corto se vuelve largo.
Y además, hay un hecho:
la noche y el día no llenan igualmente el espacio,
ni siquiera totalmente.
Y no miden lo mismo
las distancias llenas
y las distancias vacías.
Como tampoco miden lo mismo
las distancias entre las cosas grandes
y las distancias entre las cosas pequeñas.

ROBERTO JUARROZ

"Tú seguirás allí desnuda como tú y yo seguiré aquí desnudo como yo"


Al principio, en el colegio, aprendimos a medir las distancias en kilómetros. Después, en la vida, supimos que la distancia no tiene tanto que ver con el sistema métrico decimal, que se mide más en otro tipo de unidades rítmicas y con tus ojos. Y ahora, en este poema, Roberto Juarroz nos recuerda que tampoco. Que la única manera de medir es sabiendo la distancia que separa tu cuerpo de la caricia de mi mano. Y que es igual a cero.

13 comentarios:

UnaExcusa dijo...

En mi caso:

-De un café, de un niño que nacerá en pocos días y al que no veré en ese justo momento porque sí hay distancias físicas, de un viaje a Lisboa, de planes abortados, de charlas en un sofá, de una cama llena de alegría...

Mmmm... Podría escribir sobre mis distancias.

Y eso sí: la frase desnuda me ha encantado...

Divina nena dijo...

Qué palabras tan hermosas y reales
"la única manera de medir es sabiendo la distancia que separa tu cuerpo de la caricia de mi mano. Y que es igual a cero"

NoSurrender dijo...

Claro que sí. El tiempo y el espacio son sólo referencias para un sistema. Nada que ver con nosotros y nuestro "estar aquí".

desconvencida dijo...

Qué bonito poema, princesa...

princesadehojalata dijo...

Si, desconvencida, sé que te llega tanto como a mí...

Que bien que existan otros sistemas. Eso nos salva. Un beso, nosurrender, estupenda disertación sobre literatura en tu blog.

Gracias Divina, un beso.

Unaexcusa, me gustaría que escribieras sobre ellas, seguro que tienes un punto de vista interesante.

(* dijo...

No es la primera vez que me pasa, eso de haber estado hablando previamente de algo y, luego, encontrar una relación, una casualidad o como quieras llamarlo, por estos parajes virtuales. Hoy han sido esas distancias de Juarroz, tan relativas, tan dependientes del corazón. Porque ese "cuánto" va mucho más allá del "dónde" y el "cuándo" que hemos inventado para ubicar las cosas y los sentimientos.

Dulces besitos, princesa.

Adúlter dijo...

Tanta distancia hay de tu casa a la mía como de la mía a la tuya.
¿O tal vez no?
Meditaré al respecto.

Capri c'est fini dijo...

Precios poema, todo es cuestión de distancias. La pena es que cada vez nos distanciamos más y más cada uno en su isla particular... Besos.

Angéline dijo...

A mí me preocupa la distancia cercana, no la insalvable por espacio y tiempo. Me produce una pena infinita ese momento de las dos cabezas recostadas en la misma almohada, separadas por un abismo. El rechazo instintivo de los cuerpos dormidos cuando hay un roce, girándose. Martín Romaña, el personaje de Bryce Echenique, pasaba una mala racha con su novia y todo eran discusiones de día pero a la noche caían en su “hondonada”, un colchón viejo que se hundía en el medio e irremediablemente los atraía uno hacia el otro.. perdonándoselo todo por amor, aunque fuese tan fugazmente. Un beso, Princesa.

(s_gg) dijo...

Los espacios los llenan las presencias, las de algunas personas sólo. De la misma forma que la ausencia de ellas, hace que todo espacio sea inconmensurable.
Besos.
Soraya.

ángel dijo...

Gracias por ese poema de Juarroz, admirado autor de esa poesía vertical vertida en varios libros suyos, espléndidos.

Un gusto estar aquí.



saludos...

princesadehojalata dijo...

Medita, medita Adulter...(creo que en descapotable las distancias tampoco son las mismas)

Un placer tenerte a ti por aquí Ángel. Estoy descubriendo muchos poetas gracias a tu blog. Un abrazo.

Inconmensurable es una palabra muy bonita cuya distancia entre su primera y última letra es infinita. O casi. Besos Soraya.

Lo bonito de una isla es que con frecuencia forma parte de un archipiélago que le da sentido. Como Capri.

(* estoy contigo, aunque el cuánto también se las trae...siempre estamos midiéndolo todo. Dulces besitos para ti.

Me ha encantado lo de la hondonada! Justo al revés de lo que decía Gloria Fuertes: "La soledad de dos en una cama. La soledad de dos cuando uno solo ama". Un beso hadiña.

Alex dijo...

La longitud de su espalda es de siete segundos. Aunque es seguro que me detuve demasiado tiempo en alguno de sus salientes.