17 septiembre, 2008

Habitación en Londres

HABITACIÓN

Tú entras y sales de mí
yo te dejo pasar y salir

entre bienvenida y despedida
entre encuentro y desencuentro
va quedando la huella del amor
como firma del tiempo
como río que hace cauce

Y este cuarto que no es cuarto
es globo denso de emociones
triturado en hierbas
selva virgen de pájaros
oscuridad
luz
oscuridad

NORA MÉNDEZ


Me gusta enviarte mensajes al móvil cuando estamos juntos. El último fue hace unos días y lo saqué de un poema de Gil de Biedma: nada hay tan dulce como una habitación para dos. Nos habíamos despertado hacía un rato, tú estabas en la cocina y yo leía ese y otros poemas todavía en la cama de esa habitación en la que habían pasado cosas dulces y de otros sabores.

Mañana nos encontramos de nuevo para ir a Londres, donde tenemos reservada una habitación. Londres. Como recordaba Desconvencida hace un tiempo una ciudad es un libro que se lee con los pies. De Londres se conoce el argumento pero hay que pisarla para entenderlo. Hace cien años el escritor galés Arthur Machen solía pasear de noche por esa ciudad y decía que a esas horas "la gente tiene más miedo dentro de sus casas que fuera de ellas". Aunque hace mucho de aquello me ha dado por pensar que a lo mejor no hay habitaciones para dos en Londres y por eso se asustan tanto en sus casas. Pero no importa. Si el conserje del hotel nos dice que no tiene ninguna habitación para dos le soltaré esa frase que repito en mi cabeza cuando te abrazo. Que uno por dos es uno. Así que con una individual tenemos bastante.

(Hay publicada una antología de poemas de Nora Méndez que se titula: Atravesarte a pie toda la vida. Otra que camina.)

Caetano Veloso. London, London.

13 comentarios:

desconvencida dijo...

Querida Princesa, disfruta al máximo ese viaje (sin duda es mi ciudad favorita) y de esa habitación compartida...

Me ha gustado mucho el poema, intentaré hacerme con esa antología de delicioso nombre :)

Tesa dijo...

Escribes de manera... dulce.

(* dijo...

Uno por dos es uno, ¡cómo me ha gustado eso!

Feliz y dulce viaje.

innes dijo...

En este caso, el corazón tiene motivos que la razón también conoce. Seguiré por aquí leyendo, Princesa.
Un beso y buen viaje.

Xavie dijo...

Princesa,
Sin saberlo, hemos coincidido en esa ciudad durante un tiempo. Un ciudad que yo leía con los pies por primera vez.

Un beso,
X.

Capri c'est fini dijo...

Precioso el poema y Londres es un destino que siempre merece la pena... así que disfruta de esa "lectura" a dos... Besos.

Mariano Zurdo dijo...

Hay más poesía en todo tu post que en muchos poemarios.
Londres... Tendré que descubrirlo.
Disfrútalo al máximo.
Besitos/azos.

Angéline dijo...

Seguro que dos es uno muchas veces y uno más uno una pareja, tantas otras. Te mando un beso enorme Princesa de Hojalata y en breve brillos de nieve en tu buzón.

princesadehojalata dijo...

Disfruté Capri, Desconvencida, Mariano (tú siempre tan tú, gracias!) os podeis imaginar cuanto...
El título de la antología es bueno, verdad? además, con eso de que andaba yo hablando de caminar y de pies, me vino al pelo.

Gracias Tesa, te visito.

(* 1x2=1 ;) :*

Innes, sabes cuanto aprecio tus comentarios así que me encantará tenerte por aquí.

Hadiña, de nuevo haciendo felicidad...es que no paras! Un beso nevado (hay nuevo beso en tu blog de besos!!).

Xavié! y qué te pareció el libro? Yo encontré capítulos nuevos y otros que habían sido reescritos. Visitaste la expo de Francis Bacon? Nos encantó. Contaré Londres (algo, vaya...) Besos.

Selma dijo...

VIVA LONDRES Y LAS HABITACIONES PARA 1X2=1!!!

princesadehojalata dijo...

Viva Londres, las habitaciones, el cine y viva Selma!!

Alex dijo...

De hecho, una habitación individual es más que suficiente. Me alegra saber que tu estancia en Londres guarda más recuerdos que la inevitable sombra del parlamento inglés.

Amaya es fantástica, lo he dicho demasiadas veces. Una persona especial que citas de un modo especial.

princesadehojalata dijo...

Encontré a Amaya saltando de blog en blog hace tiempo y casi me caigo de la silla cuando descubrí que vivimos en la misma ciudad. Después nos conocimos personalmente y ya es amiga muy querida con la que comparto muchas cosas.

Volver a leer los comentarios que dejaba aquí hace unos meses me produce nostalgia, se me notaba feliz.

Un beso Alex.