31 octubre, 2010

Buenos tiempos para la lírica


Tu imagen ocupa exactamente 984 Kb
en este archivo. La calidad es excelente y usando
el zoom puedo aproximarme a tu rostro como
cuando te beso, dilatar el horizonte
que dibujan tus párpados (ya no se ve pero recuerdo
que en tus labios había una sonrisa) hasta el negro abisal
de la pupila. Y ahí acaba todo
y empiezas tú desbordando
píxels y pronombres.

Fragmento de Himno a George Eastman, Javier Moreno


Yo envejezco pero hay algo
en mi pupila
que detecta los brotes más tiernos
de la vida. De otra manera:
que moriré de belleza.
Lo presiento cuando huelo
la tibieza de tu cuello
cuando guardo tu talle
tras la ventana del párpado
y echo las cortinas porque
el amor
la verdad
requieren penumbra.

Fragmento de Christian Dior, Javier Moreno


Hace tiempo que entendí que algunos poemas tienen propiedades curativas. Es por ese motivo que las últimas semanas he llevado en mi bolso el libro Cortes publicitarios de Javier Moreno. Simplemente saber que esos poemas estaban ahí, al alcance de mi mano como un comprimido de Ibuprofeno, me ha hecho sentir mejor. Hoy estaba algo preocupada porque mañana tengo que devolver el libro y todavía no he terminado el tratamiento. Pero esta tarde mientras sigo esperando (como dice Bunbury) que el viento sople a favor, he empezado otro libro y siguiendo mi propio ritual, he leido unicamente la cita que la autora ha elegido para adentrarnos en su novela y me he calmado como el yonki tras su dosis al leer:

No apartes la mirada
de la venda que cubre tu herida
pues por ahí te entrará la luz.

RUMI


Cosmopoética 2010 o La dosis de mañana

Foto: princesadehojalata

8 comentarios:

Bel M. dijo...

Morir de belleza. Me encantaría. A veces parece tan lejos. Preciosos poemas, preciosa tu reflexión. ¿Sabes? A mí también me pasa, a veces, palpar el bolso y saber que ahí están las palabras esperando, como un ancla antes de la deriva.
Un abrazo, princesa.

Irreverens dijo...

Qué genial sería que todos fuésemos adictos a este tipo de drogas... ¿verdad, Princess?
:)

Belén dijo...

Pues muchas gracias por las aspirinas ;)

Besicos

coco dijo...

joder, qué preciosidad de frase. Y si las vendas ya se te han caido pero sigue sin entrar la luz?

Los viajes que no hice dijo...

Y encima, sigue habiendo nuevos medicamentos por descubrir...

princesadehojalata dijo...

El libro de los que los saqué es un buen tratamiento Bel M., me alegro de que te gustaran. Un abrazo.

Si, Irre, me apunto a un mundo donde se trapicheen poemas, creo que Belen también lo haría...Besos a las dos.

Pues más poemas Coco, más poemas hasta que termine la curación de la herida.

Si Viajes, tenemos suerte, las bibliotecas públicas están llenas de medicinas :)

Alex dijo...

La poesía cura, como lo hace el cine o la pintura. Cura recorrer calles cogido de la mano de la persona que quieres. Curan la aventuras imprevistas, los besos del revés y las conversaciones bajo las sábanas. Curan los abrazos más que ninguna otra cosa.

Qué hermoso posteo, Hojalatada Princesa.

princesadehojalata dijo...

Cura hacerse bolita en tus brazos.