27 enero, 2009

Leer

INTRODUCTION TO POETRY

I ask them to take a poem/Les pido que cojan un poema
and hold it up to the light/y lo sostengan al trasluz
like a color slide/como una diapositiva de colores

or press an ear against its hive./o que peguen la oreja a su colmena.

I say drop a mouse into a poem/Les digo que suelten un ratón en el poema
and watch him probe his way out,/y que lo vean buscar la salida,

or walk inside the poem's room/o que entren en la habitación del poema
and feel the walls for a light switch./y palpen las paredes en busca del interruptor.

I want them to waterski/Quiero que hagan esquí acuático
across the surface of a poem/en la superficie del poema
waving at the author's name on the shore./y saluden al nombre del poeta que está en la orilla.

But all they want to do/Pero lo que quieren hacer
is tie the poem to a chair with rope/es amarrar al poema a una silla
and torture a confession out of it./y torturarlo hasta que confiese.

They begin beating it with a hose/Empiezan dándole con una manguera
to find out what it really means./para averiguar lo que quiere decir en realidad.

BILLY COLLINS



Leo en un artículo sobre el poeta ELISEO DIEGO:
...era entonces cuando le relataba a su hija, la escritora Josefina Diego, cómo los jóvenes le habían confesado que su escritura les había servido para vivir. "No a escribir, sino a vivir. Esto vale para mí más que un Nobel. Y explica la necesidad de la poesía, ¿no te parece?".
Pues sí. Si me parece, Sr. Eliseo Diego poeta.
De vez en cuando me pregunto por qué leo. Por qué insisto en seguir leyendo. No lo sé. No sé si leer me entretiene, me hace sufrir, me ayuda a entender...Si leo sólo buscándome detrás de una letras, si lo que quiero es encontrar una frase que dé sentido a TODO. A veces pienso si no sería más feliz si no leyera. Intuyo que sí. Pero no sería yo. Y lo que busco es ser yo. Y yo, que estoy hecha de músculos, huesos, tejido epidérmico, vísceras, lágrimas y otros fluidos, no sé si he aprendido a vivir leyendo pero sé que una parte de mí es de papel.

17 comentarios:

Elèna Casero dijo...

Hola princesa.
precioso poema. Sí, la poesía ayuda a vivir y a sentir porque todo va unido.

Este viernes tenemos en mi banda de música una sesión a la que llamamos "A poqueta veu" (en voz baja, más o menos) en la que contamos, o leemos cuentos o poemas o historias. Lo que cada cual quiere.
Como voy haciendo propaganda del libro, de nuestro libro, voy a leer tu cuento, con tu permiso.
Creo que se merece leerlo en voz alta, no bajita.

Un abrazo

princesadehojalata dijo...

Oh. Qué honor.

Un abrazo (es que me he quedado sin palabras)

A poqueta veu. Qué bonito suena.

desconvencida dijo...

Hola Princesa, sobre el vicio de leer, te recomiendo este artículo estupendo que Muñoz Molina publicó en El País hace tiempo, con el que seguro que te sentirás identificada (adivina que cuadro usé para ilustrarlo):

http://desconvencida.blogspot.com/2006/03/el-vicio-sin-castigo-2.html

Bel dijo...

Muchísimas gracias, princesa, por los poetas que siempre me descubres. He entrado en el sitio de Billy Collins, cuya existencia ignoraba, y me ha encantado.
"La experiencia literaria cura la herida de la individualidad sin socavar sus privilegios.(...)Como el cielo nocturno en el poema griego veo con una miríada de ojos, pero sigo siendo yo el que ve" C.S. Lewis.
Un besazo.

Eduardo dijo...

No creo que se aprenda a vivir leyendo. Sólo se aprende a saborear. Magnifica, como siempre. Hojalática como nunca.

El Alde dijo...

Y pensar que hasta los quince o dieciseis años yo ODIABA leer... y ahora no puedo dejar de mirar argumentos de libros, de comprar libros, y sobretodo, de leer libros.

Mi lista de libros por leer cada vez se hace más infinita y yo quisiera poder hacer a mi tiempo diario de lectura (autobus y metro, no hay otra) un aumento de productividad. Pero qué quieres, soy de leer despacio.

En fin, ¿qué seríamos sin literatura? Nada

Un beso

coco dijo...

Mira. No tengo palabras. Que sepas que a partir de ahora soy tu superfanincondicional. Un post imponente, de verdad.

Belén dijo...

Oye...

Que cómo sabes las razones por las cuales yo leo y escribo?

:)

Precioso (a)

Besicos

Los viajes que no hice dijo...

Yo ya era tu fan incondicional antes de esto. Pero me has recordado a un amigo mío, 22 años (su único fallo, haber nacido diez años después que yo) que decía: "La mitad de lo que soy está hecho de cine. La otra mitad está hecha de palabras".

Yo también soy de papel.

PazzaP dijo...

En el encierro impuesto por mis mayores, los libros abrieron el mundo para mí tumbada en el camastro de mi zulo. Gracias a ellos sobreviví.

Entiendo lo que dices de que una parte de ti es de papel, porque esa también es una parte mía.

Aunque ahora dedico toda mi energía en plasmar toda esa parte en mis circunstancias, porque la experiencia in vivo siempre me resulta mucho más hermosa.

Leer nunca fue un pasatiempo para mí, sino más bien una experiencia vital.

AdR dijo...

Yo siempre intento esconder algo mío detrás de mis letras. Pero a veces la tinta se reseca tan rápido en el papel (y me fundo tan adentro) que me olvido de eso que dices, de estar hecho de vísceras, lágrimas... tejidos orgánicos al fin y al cabo.

Se me ha ido la cabeza :)

Besos
P.D: Has conseguido emocionarme. Que lo sepas.

eva al desnudo dijo...

El poema se puede tocar, nunca lo habia imaginado así, que maravilla.

Sé de papel pero, por favor, no cambies tu armadura, todavía.
Tus letras són brillantes..y sí, te reconocí enseguida en la fila segunda y me confundí en una foto, que habia antes en tu perfil.
Pero te ví.
"Yo no buscaba nada..y te ví"
(No he podido evitarlo)

Besos Princesa.

NoSurrender dijo...

quizás estamos tan hechos de poemas como de vísceras. No sólo de vísceras vive el hombre!

Besos

princesadehojalata dijo...

"Yo que creía que quería ser poeta, pero en el fondo quería ser poema"

Jaime Gil de Biedma

francisco aranguren dijo...

Qué quiere decir, como pregunta, ya es el fracaso del poema ¿no? Algo te hace cosquillas, se te queda pegado, resuena...como dice ese poeta, te permite jugar por allí, fantasear con ello...eso tiene -para tí- sentido, más allá (más adentro) de comprenderlo. El otro día me dijeron: la vaca es un elemento arquitectónico...por ejemplo, y se me quedó y he escrito sobre ese deslumbramiento en mi blog de El Desembarco. Es como ahora con Dios: Dios no es una idea, y si lo fuera, no me interesaría nada (como la teoría poética), me interesa en cuanto vivencia, lo mismo que el libro: solo existen para mí los libros en que he vivido o que se han hecho vida en mi vida. Un beso bajo la lluvia pertinaz de este domingo.

ángel dijo...

Gracias por este poema de Billy Collins, y por esta reflexión de mi admirado Eliseo Diego. Grcias también por tu visita por la qu es también tu casa.



saludos...

princesadehojalata dijo...

Si, Pachi, a leer poemas como los que cuelga todos los meses Ángel en su Noctambulario hay que ir sin diccionarios y a poder ser, desnudos.

Besos a los dos.