12 septiembre, 2006

No decía palabras

No decía palabras,
Acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
Porque ignoraba que el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe
,
Una hoja cuya rama no existe,
Un mundo cuyo cielo no existe.

La angustia se abre paso entre los huesos,
Remonta por las venas
Hasta abrirse en la piel,
Surtidores de sueño
Hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
Una mirada fugaz entre las sombras,
Bastan para que el cuerpo se abra en dos,
Ávido de recibir en sí mismo
Otro cuerpo que sueñe;
Mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne.
Iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.

Aunque sólo sea una esperanza,
Porque el deseo es una pregunta cuya respuesta nadie sabe.

Luis Cernuda


¿Qué es mejor: ir a Lisboa ó soñar que se va? (Me voy a Lisboa a comprar lágrimas, allí están de oferta. Dicen que es porque son de segunda mano -de segundos ojos- pero eso no importa. Se lloran igual
)

17 comentarios:

coco dijo...

Las lágrimas son otra historia, siempre lo son. Aunque se fundan en el mar, o camuflen en la lluvia de otoño; caigan y reboten contra un charco, o resbalen por la comisura del labio esperando a ser engullidas. Las lágrimas se lloran igual. Pero como acaben, es otra historia.

Zârck. dijo...

Ahora, con el cambio que he hecho, tu mundo se parece a mi Jardín.
Anímate y pon tu también fotos que nos dejen sin palabras.
Sigue visitándome.
Saludos.
Por cierto, si vas a Lisboa compra "Memorial del convento". En portugués, claro.

princesadehojalata dijo...

Qué razón llevas coco, un beso. Es un honor que te pases por aquí.

Zârck, colgaré alguna foto pronto, no como para enmudecer a nadie pero me gusta que me conozcais a través de lo que veo. Otro beso.

Angéline dijo...

Princesiña, es mucho mejor ir a Lisboa que soñarla. Y ya puestos, deja las lágrimas para otros lugares (ciudades rotas, en guerra, tan devastadas como su población)y vete con la mirada atenta y dispuesta. Lisboa huele a dulce y tiene el encanto de la fusión nuevo-antiguo. A mí me ocurrió este invierno que sus plazas me recordaban ese tipo de instantes que nunca has vivido pero te son familiares, reuniones, risas, como si hubiera caminado por sus adoquines miles de veces. Quería recomendarte un restaurante pero no acabo de recordar el nombre. Está cerca del castillo de San Jorge, es un lugar precioso, tiene un patio con mesas pero también salones interiores. Surge de la nada, como un submundo luminoso y perfecto. Si consigo el nombre te lo digo. Un beso.

princesadehojalata dijo...

Hola hadiña, estoy disfrutando mucho con los preparativos del viaje. Imprimí un texto de tu blog de cuando viajaste a Lisboa y lo guardo junto con las recomendaciones de otros amigos. Tengo muchas ganas de hacer fotos allí, hay una idea, a ver si me sale.
Un besiño.

pies diminutos dijo...

Maravilloso Cernuda!

princesadehojalata dijo...

Totalmente de acuerdo pies diminutos. Tienes un nombre precioso.

Gatito viejo dijo...

Feliz viaje. Mejor ver Lisboa que soñar con ella. Lisboa es preciosa. No dejes de visitar la estatua en bronce del genial escritor portugués F.Pessoa en el café "A Brasileira". Que lo pases muy bien. Un abrazo

princesadehojalata dijo...

Supongo que lo haré gatito, aunque he leido un artículo de Nicolás Casariego Córdoba "Lisboa sin Pessoa" y me parece una idea interesante eso de dar la espalda al mito y así permitir que siga siéndolo...no sé no sé.

Xavie dijo...

Las dos cosas son geniales, aunque yo, que en el fondo soy un hombre de acción, prefiero ir. Siempre prefiero ir. :-D

Cuando vayas a Lisboa, visita el jardín botánico: un sitio encantador, decadente y con los jardines un poco descuidados a salvo de turistas españoles. :-D

Y por supuesto, no dejes de saludar al senhor Pessoa, delante del café A Brasileira en el Chiado. Siempre está allí.

Un saludo y qué suerte,
Xavie

innes dijo...

Lisboa nunca defrauda. Supongo que será como París. Siempre es mucho mejor ir que soñarlo. Especial atención a los atardeceres en la Praça do Comerço. Muchísima suerte con el viaje, y desde aquí espero alguna foto. Un beso.

princesadehojalata dijo...

Gracias por las recomendaciones Xavié, la visita al jardín botánico está asegurada.

Un beso Innes, espero colgar fotos a la vuelta.

Breo Tosar dijo...

Muy buen poema. Me fascina el último verso.

Pamplinas dijo...

Soñé durante mucho tiempo con ir a Lisboa y, por fin, un buen dia fui con la
persona soñada. Todo fue perfecto y hermoso. Ahora, que de todos esos sueños
solo queda el lecho de confeti; sueño con volver a ese estado del alma que fue
Lisboa, mientras me pongo triste con la voz de Teresa Salgueiro.

Alex dijo...

Lo usado tiene más valor precisamente por eso: porque perteneció a alguien alguna vez. He leído mil veces que Lisboa es una ciudad edificada para llorar. También he leído que en las noches lisboetas la gente arde de deseo. Qué buen poema. No lo conocía.

princesadehojalata dijo...

El poema (oh, había escrito problema...!) es precioso. Y además es verdad.
Ya has llegado a mi tristeza, bienvenido.

Alex dijo...

Me he dado cuenta... Y como no sé nadar, me pondré las gafas de bucear y trataré de aprender.