02 junio, 2011

Ahora te vas a quedar dormida


Así como no podemos
sostener mucho tiempo una mirada,
tampoco podemos sostener mucho tiempo la alegría,
la espiral del amor,
la gratuidad del pensamiento,
la tierra en suspensión del cántico.

No podemos ni siquiera sostener mucho tiempo
las proporciones del silencio
cuando algo lo visita.
Y menos todavía
cuando nada lo visita.

El hombre no puede sostener mucho tiempo al hombre,
ni tampoco a lo que no es el hombre.

Y sin embargo puede
soportar el peso inexorable
de lo que no existe.

Roberto Juarroz


Si se pudiera medir el hueco que deja el dolor. Si se pudiera pesar lo que no existe. Si se pudiera sostener la lágrima antes de caer, si se pudiera pesar esa lágrima. Si todas las lágrimas pesaran lo mismo que pesa lo que no existe, si midieran lo que mide el hueco que deja el dolor. Si se pudieran medir o pesar entonces se podría contar cuánto ha dolido el dolor, cuánto ha pesado la lágrima.

Pero es que ni siquiera eso.

14 comentarios:

Tatenen dijo...

¿Tienes plan para el Sábado? En caso negativo, ¿me paso por tu casa para ver si tengo ladrillos que valgan para tu hueco?

princesadehojalata dijo...

yo pongo el cemento

vagamontañas dijo...

:-)

El hombre... tampoco puede sostener mucho tiempo el dolor.
Y también hay vacíos hermosos.

Te quiero. Muaks.

troyana dijo...

Princesa,
el poema es precioso.Me pregunto si se pueden sostener mucho tiempo,las preguntas sin respuesta,las dudas,la incertidumbre,las interpretaciones no contrastadas de lo que nos acontece con otras personas....
bsts

(* dijo...

Qué maravilla de poema, Pricesa. Y qué peso, qué peso hay en tu final. Cuánto pesa ese "pero es que ni siquiera eso." Debe pesar parecido a una desesperanza, más que un montón de lágrimas.
Un abrazo.

Angéline dijo...

Princesiña, todo lo que dice el post es hermoso pero míralo un segundo como un espacio en construcción, como si tuviese un velo delante para aislar el dolor y la lágrima del polvo de las obras en el cuerpo. Y por un momento, si puede ser, además de fijarte en la lágrima y el dolor fíjate en el ojo, en la fascinante tonalidad de la pupila, en las preciosas pestañas que lo definen, el arco suave de la ceja que lo corona, la frente tersa que hay sobre ellas, el cabello brillante que se reparte por el rostro, los labios que a veces se comprimen con ese dolor que nos traspasa pero también saben y desean abrirse aunque sea a un suspiro. Si te queda un ratito, piensa en lo que tienes, en lo que soñaste conseguir hace tiempo y has logrado y maravíllate de que no tenga velo, no esté en construcción y sí disponible, en tu vida, llenándote.

Y en las nieves un abrazo, siempre, y un pedazo de tarta, un café, una charla, amistad, cariño, lo que haga falta, tengo la despensa a tope. Un beso grande.

Los viajes que no hice dijo...

Yo te abrazo, niña.
Muy fuerte.
Y te quiero.

begusa dijo...

NI SIQUIERAA!!

(me ha caído una lágrima incontable)

francisco dijo...

Junio es el mes en que nací, pero es muy jodido. Está uno cansado, con la astenia primaveral. Hay que estudiar cuando eres joven. Todavía no llega el verano, cuando eres mayor. Hace ya demasiado calor, pero aún llevas americana en el trabajo. Es más bonito mayo, cuando todo florece y estrenas el buen tiempo. Quiero decir que...no sé que decirte, si te duele. Mi niña.

francisco dijo...

Con el chupinazo te deseo felices fiestas y que nos las cuentes en un post. Queremos que te cargues de alegría. Un beso con pañuelico rojo. Patxi.

princesadehojalata dijo...

Patxi, la fiesta sigue su curso, gracias por acordarte. El 6 es el 6, como dice un amigo. Lo pasamos bomba. Te enviaré algunas fotos.

El dolor ya pasó. Siempre hay vacíos hermosos, qué razón tiene Eider...

Besos a todos.

ángel dijo...

Gracias por Juarroz, por tu prosa poéstica, por el espacio que de nuevo cruzo a nado nocturno.



Saludos...

innes dijo...

No, ni siquiera.

ángel dijo...

Gracias por traer a este poeta argentino.

Saludos...