21 agosto, 2009

Huérfana de Fisher

"La verdad y las relaciones no hacen la vida mejor, la hacen posible", A dos metros bajo tierra


Es viernes 21 de agosto, son las 22:30 h y acabo de quedarme huérfana de Fisher. Durante un mes, huyendo del calor en una habitación casi a oscuras, he seguido las idas y venidas de la familia Fisher en la serie
A dos metros bajo tierra y he crecido.

Los Fisher tienen una empresa que se dedica a embalsamar cuerpos y a recibir familias rotas mientras ellos mismos tratan de llevar adelante sus vidas. A lo largo de 5 temporadas vemos a esta familia sumergida en un montón de problemas que cada uno resuelve como puede. Los personajes principales son: Rutthie, madre anacrónica, vulnerable y contradictoria a partes iguales, Nate, idealista y empático, que vuelve a casa y abre las vidas de todos los demás, David, el personaje más traumatizado, no por el hecho de ser gay pero también, Claire, la artista, tan parecida a mi propia hermana pequeña, Brenda, compleja, inteligente y por ello perdida y unos cuantos secundarios (Keith, Rico, Billy, Sarah, George...) inolvidables.

Una serie que te recuerda que uno es quien es y no quien cree o quiere ser, y que es con eso que es, con sus grandezas, miserias y contradicciones con lo que tiene que manejarse en la vida. Y no sólo te lo recuerda, es que te entran más ganas de hacerlo! Por lo menos a mí me ha pasado.

Son las 22:50 horas y se me han muerto los Fisher. Y este brindis va por ellos.

14 comentarios:

Bel dijo...

¡Qué bien encontrar con quien coincidir! Creía que era la única persona del país que la había visto. Cada vez que le hablaba a alguien de la serie, me miraban perplejos tanto de que viera la tele como de que me entusiasmara una serie llamada "A dos metros bajo tierra". Después me enteré de que en otros lugares había sido una serie absolutamente de culto... todavía sigo intrigada sobre quién la veía aquí. Tú eres la primera que me habla de ella. Brindo contigo, querida, y te dejo un gran abrazo.

Sayuri dijo...

Había oído hablar de esta serie, siempre con muy buena crítica, pero es de esas cosas que pasan, que dices “la veré a ver qué tal...” y luego no encuentras el momento.
Por lo que explicas parece interesante.
Besos

Los viajes que no hice dijo...

La tengo pendiente, la tengo pendiente... Pero siempre la podrás recuperar. No con la frescura de la primera vez, pero sí para fijarte en otros detalles... Es lo que tiene el DVD.

Alex dijo...

Mi duelo por los Fisher llegó hace tres años. Nunca una serie revolvió mis tripas como "Six Feet Under". Ahora ha vuelto a mí (lo hace con regularidad) y durante un mes he sido testigo de cómo sus emociones se filtraban en otros ojos.

Brindo (lo haré esta noche) por ellos.

Belén dijo...

He de reconocer que no suelo seguir mucho las series de tv... soy muy perezosa! pero esta serie si la veía cuanto menos, original...

Besicos

princesadehojalata dijo...

Bel, por fín me decidí a verla, gracias a la recomendación de gente muy querida, y tengo que decir que es LA SERIE. Qué final, eh? increíble.

Sayuri, Viajes, teneis que verla, hacerlo de forma intensiva durante un mes ha sido catártico para mí. Una serie para disfrutar y para hacerse muchas, muchas preguntas, todas las que quieras.

Alex, la familia Fisher formará parte de mi álbum naranja de viajes. Porque ha sido todo un viaje conocer a los Fisher. Un beso.

Belen, 9 de cada 10 expertos en series recomiendan Six feet under como la mejor serie emitida por la HBO. Hasta ahora no he sido muy de series pero voy a enmendarme con Fraiser, Mad men, True Blood, Weeds...pienso verlas todas!! Besicos.

desconvencida dijo...

Yo la tengo aparcada hace años, pero siguiendo tu (vuestra) recomendación creo que es hora de ver desde el capítulo uno, sobre todo ahora que estoy (estamos) a dos capítulos de terminar "Perdidos"... por cierto, te tengo que dejar las dos primeras temporadas de Mad Men...

troyana dijo...

Princesa,aquí tienes otra huérfana de los Fisher,me ha gustado mucho eso que dices de que uno es quien es no quien cree o quiere ser.Me parecen fascinante todos y cada uno de los personajes,también muchos secundarios,aunque mis favoritos sean Nate y Brenda,casi sin poder evitarlo.
Lo peor de ver una serie que te llene tanto,es que cuando acaba irremediablemente queda un vacío que igual no se vuelve a llenar.Tal vez,el antídoto es revisionarla pasado el tiempo y volver a revivirla como si fuera la primera vez.
Bsos

Helene Hanff dijo...

Me uno al club de los huérfanos de Fisher. Como ya terminé de verla, me consuelo regalándosela a todos mis amigos...Un beso

Selma dijo...

No somos huérfanos, los Fisher siguen viviendo! Todos conocemos a alguno, o todos nos parecemos a ellos en ciertos momentos.
Enhorabuena por haberlos disfrutado POR FIN! Efectivamente, es LA SERIE.

francisco aranguren dijo...

No he visto la serie, pero una de mis propósitos para este curso es precisamente ese: dejar el agotador trabajo de ser como creo que se debe ser y conformarme con ser como soy, porque además, ya es hora de disfrutar de mi originalidad y como soy soy maravilloso (como todos lo son). Un beso.

francisco aranguren dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
francisco aranguren dijo...

Quería decirte que felicidades atrasadas.

princesadehojalata dijo...

Si Descon! ponte con los Fisher! Tatenen ha preparado un CD con los pilotos de varias series, te lo haré llegar para sequir eligiendo futuros enganches...

Troyana, excepto en unos capítulos en los que Nate parecía estar abducido (los que coinciden con la ausencia de Brenda en la serie) también es mi personaje favorito, junto con ella, aunque David me fue ganando poco a poco y al final me encantaba. Pero bueno, por decir algo poque son todos geniales y complejos, muy reales.

Helene, es un gran regalo, voy a hacer lo mismo. Llevo un mes hablando de ellos a mis amigos, soy pesadísima cuando algo me impacta.

Tienes razón Selma, lo que vivimos hace dos días podía haber sido perfectamente un capítulo de la serie, así lo comentamos A. y yo.

Gracias Pachi! y venga, a ver si te animas a conocer a los Ficher (y sí, eres original y maravilloso).