15 noviembre, 2007

Camille Claudel


Camille Claudel, belleza de ojos tristes, fue una mujer extraordinaria. Tuvo una vida excesiva, arrastrada por sus dos pasiones: la escultura y Auguste Rodin.
Rodin la amó, la admiró, la envidió, la necesitó ("Sin ti no sé") y la dejó. Da la impresión de que nunca supo muy bien qué hacer con ella. Vivieron su amor juntos y separados, como si se quemaran el uno al otro y tuvieran que distanciarse para no arder definitivamente. No lo soportaron.
Se escribieron cartas, aquí traigo dos fragmentos:
Camille Claudel a Auguste Rodin: "Me acuesto completamente desnuda para creerme que usted está aquí pero cuando me despierto no es lo mismo".
Auguste Rodin a Camille Claudel: " Sólo usted tiene el don de reinar sobre todo el mundo".

Ella pasó los últimos treinta años de su vida internada en un manicomio, donde ingresó agotada de sí misma. Lo que ella era quedó en su obra. Ahí dejó su vida. Nunca volvió a esculpir.


Sakountala

(Yo también lo hago. Lo de dormir desnuda, quiero decir.)

DESNUDO DE MUJER
Para ti nunca fui más que un pedazo
de mármol. Esculpiste en él mi cuerpo,
un cuerpo de mujer blanco y hermoso
en el que nunca viste más que piedra
y el orgullo, eso sí, de tu trabajo.
Jamás imaginaste que te amaba
y que me estremecía cuando, dulce,
moldeabas mis senos y mis hombros
o alisabas mis muslos y mi vientre.
Hoy estoy en un parque, donde sufro
los rigores del frío en el invierno,
y en verano me abraso de tal modo
que ni siquiera los gorriones vienen
a posarse en mis manos porque queman.
Pero, de todo, lo que más me duele
es bajar la cabeza y ver la placa:
"Desnudo de mujer", como otras muchas.
Ni de ponerme un nombre te acordaste.

Amalia Bautista

23 comentarios:

Mariano Zurdo dijo...

Me encanta leer esta entrada, porque el otro día leí en un blog algo de ella y de una exposición, y mi ignorancia es supina y Camille Claude entraba dentro de ella.
Agotarse de uno mismo es muy común, aunque cada uno lo asume como puede.
Besitos/azos.

malvisto dijo...

Agotarse de uno mismo... de tanto dormir desnudo: de entregarse de esta forma a la noche.
¿Y en el manicomio dormía con ropita, o no se sabe?

saludos!

vitruvia dijo...

¡Qué bonita entrada! Creo que todos entendemos un poco a Camille, ese darlo todo por algo que te apasiona....
Un saludo

Clandestino dijo...

Me parece una historia preciosa. Buscaré algún libro para saber más.

princesadehojalata dijo...

Mariano, precisamente agotada quería ser la palabra "clave" del texto, me alegra que te fijaras en ella. Lo malo de Camille Claudel es que ella no encontró una vía de escape que le permitiera descansar de sí misma.

Malvisto, digamos que se desnudó antes de entrar en el manicomio. Se desnudó en sus esculturas y una vez dentro nunca volvió a esculpir, vivió desnuda para siempre. Triste, verdad?

Vitruvia, es cierto, la gente apasionada es, en definitiva, la gente con la que me gusta estar. Gracias por venir, fue un placer compartir el concurso contigo y con tus pies.

Clandestino, (también va para Mariano y todos los madrileños) teneis una expo en la C/General Perón. La ví el fin de semana pasado, había demasiada gente y es una expo para ver a solas, pero aún así me quedé maravillada. También hay una peli: La pasión de Camille Claudel, con Isabel Adjani, que está tremenda y con Depardieu. Si la ves me dices y la comentamos.

Besos, besos, besos.

Adúlter dijo...

A veces esas útimas frases...no sé... y ahora ¿quién se va a dormir?
:)

tarta de manzana dijo...

Hay un viejo disco de Isabel Adjani que siempre me encantó.

Princesa, ¿cómo es eso de descansar de uno mismo?

princesadehojalata dijo...

Touchée Adulter! muy bueno.

Tarta, no sabía que Isabel Adjani cantara...la imagino bastante sensual, tipo Carla Bruni. Lo de descansar...supongo que consiste en quitarse importancia, vaciarse de uno mismo para que quepan los otros.

NoSurrender dijo...

es agotador tratar de ser consciente de uno mismo, sí.

Yo tmbién lo hago.

:)

Sherezade dijo...

Yo empezaré a hacerlo...

Xavie dijo...

Hola princesa,
Bonito post que me ha hecho pensar en algo: ¿Crees que la desgracia y el arte tienen que ir irremisiblemente unidas? ¿Es posible la creación sin sentirse desgraciado? ¿Debe el arte siempre ser serio y cobrarse la cordura, el cuerpo y la vida de los que lo intentan?

Un beso,
X.

desconvencida dijo...

La peli de Adjani la vi hace mucho tiempo,no estaria mal darle otro vistazo... tengo ganas de ver esta expo pero no se hasta cuando durara, hace mucho que no voy por Madrid...

Es triste el final de esta gran artista. Te dejo un bonito texto que MK puso precisamente hace poco en su blog, ilustrado con la misma estatua elegida por ti (que bonita):

http://cuentosprescindibles.blogspot.com/2007/11/querida-querida-camille.html

Portorosa dijo...

¿Y cuando te despiertas, Princesa, es lo mismo o no?

Un beso.

begusa dijo...

seguramente yo tb me habría enamorado de esa mujer...
y si alguna vez en la vida hubiera matando a alguien...
probablemente habría sido a ella...

begusa dijo...

querida princesa:
espero que no te moleste, pero soy demasiado vaga como para buscarte siempre, así que te anotaré en mi rinconcito.
salu2 ; )

Anónimo dijo...

En el manicomio la metieron su madre y su hermano, del que estuvo enamorada (estuvieron los dos) y a donde nunca la fueron a visitar, ni le escribieron.
Triste vida la de Camile
Un beso Princesa
Olvido

Humbert dijo...

sí, yo también lo hago a veces, pero como dice camille, si no es acompañad@, no es lo mismo. un placer.

princesadehojalata dijo...

En la película se nota la atracción de su hermano hacia ella, la relación peculiar que tuvieron. También se ve a la madre, distante, fría, sin ganas de ponerse a entender a su hija. He leído opiniones por ahí en la que la consideran la culpable de lo que le pasó a Camille...pero no creo que nadie tuviera la culpa de lo que le pasó. Eso sí, madre y hermano la abandonaron a su suerte en cuanto ingresó en el manicomio. Como si se avergonzaran de ella, qué pena. De eso si fueron culpables.

Portorosa, interesante pregunta. Supongo que cuando no estoy con él...simplemente no termino de despertarme del todo. Así duele menos.

Xavié, es complicado saber por qué, pero parece que hay una tendencia a escribir, esculpir...en definitiva CREAR mejor cuando la tristeza te acompaña. Supongo que también va en caracteres. Hay artistas (pienso ahora en Modigliani) que, literalmente se vacían cuando escupen su arte, se deshacen. No creo que desgracia y arte deban ir acompañados, pero si creo que la tristeza, la desgracia, nos hacen sentir muy vivos, afloran sentimientos, estimulan la sensibilidad que ayuda a crear. Y el arte alivia esa tristeza, eso también lo creo.
(Begusa, te enlacé hace tiempo, yo también me tomé esa libertad).
Sherezade, Nosurrender, Desconvencida, Olvido, Humbert, me quedo pensando en vuestros comentarios, interesantes, gracias a todos. Y besos de mármol, claro.

(He añadido un poema que leí ayer, de una poeta que me tiene fascinada.)

angel dijo...

Gracias por este maravilloso poema de la gran poeta española Amalia Bautista. Un gusto leerlo en tu espacio que recorro.


Saludos....

princesadehojalata dijo...

También he leído a Amalia Bautista en tu blog, Angel. Es una poeta que me gusta mucho, va creciendo con los años. Besos.

Anónimo dijo...

hola, estuve varios años estudiando y entendiendo a camille claudel, tenemos muchas cosas en comun, por eso me impacto y me identifico y la entiendo.-
el amor hacia rodin fue lo mejor que le paso en su vida y tambien lo peor....pero cuando se ama y se une el arte el vinculo es mas fuerte y se potencia.-
ella se dejo caer, cuando lo perdo, y a la muerte de su padre quien era su protector, su madre y su envidioso hermano, quien nunca tuvo una mujer como su hermana, y la buscaba por todas partes, la encerraron,no la fueron a ver, y nunca la sacaron, los medicos pedian, que se la lleven y la dejaron.

saben lo que debe ser encerrada treinta años, e injustamente,.-

me quedan preguntas....sus amigos?...rodin??????nadie a fue aver...me gustaria que si alguien tiene un dato me lo pase gracias

sohie

ángel dijo...

Gracias por este texto que vuelvo para leer con la calma dominical que merece. Siempre es un gusto pasar a tu espacio.


Saludos...

Alex dijo...

Desde mi temprana adolescencia, también yo duermo desnudo. Es el único momento del día (noche) en el que me siento libre.

Por más que se intente explicar lo que vivió Camille Claudel no se podría uno acercar a su padecimiento. El peor fue el querer locamente a un tipo excesivo y egoísta que la usó para luego despreciarla.

Su vida, incluso la parte final tan cegada, es una obra de arte en sí. Desbocada y sin límites.