23 julio, 2007

Fin de fiesta y dedicatoria

Posted by Picasa
(La pared y yo ya hemos recuperado nuestro color habitual)

Me gustaría ser una artista para poder dedicarte todas mis obras. Como hace Vila-Matas, que dedica sus libros a Paula de Parma. O Ramiro Pinilla con su "A de por para Maritxu".

Y creo que encontrado la solución: desde aquí y desde ahora, abogo por dedicar lo cotidiano, lo no-bello, lo absurdo. Ya he comenzado. Ayer te dediqué dos paseos, la tercera bolsa de la compra (era la que llevaba el chocolate) y la media hora que estuve planchando.

Que para obra de arte ya te tengo a ti.

12 comentarios:

Mariano dijo...

Dedicar lo cotidiano es lo más bonito que se puede dedicar. Es dedicar lo natural, lo que sale sin querer. A mí si me dedican media hora de plancha o la bolsa del chocolate, qué vicio leñe con el chocolate, es que me han conquistado para toda la vida.

Iraultza dijo...

Lo cotidiano es lo mejor que se puede dedicar, lo extraordinario siempre tiene neones y celebraciones, pero lo cotidiano...sabe lindo celebrarlo.

*Leí lo de que te recuerdo a alguien, espero que no sea mal recuerdo, prometo que no sería intencionado. ;-)

a-escena dijo...

Precioso...

S (ese) dijo...

Espero que el chocolate, de la tercera bolsa de la compra, fuera del que se come. O que en su defecto, la bolsa no fuera muy grande.

desconvencida dijo...

Dedicar este post ya es una preciosidad :)

Clandestino dijo...

Precioso.
Tengo pendiente una lectura de Vila Matas, para comenzar a descubrirle.

Sherezade dijo...

Sin duda alguna, es lo mejor que le puedes dedicar.

Me ha parecido precioso.

lanobil, dijo...

seguro que él encuentra arte en tu cotidianidad, seguro que cuando lea este post, se le pondrán los vellos de punta, seguro que... Bueno, tú mejor que nadie, lo sabes. Un saludo y espero que puedas visitarme.

begusa dijo...

pues yo dedico mi primer baño hoy en la playa recién levantada casi desnuda, y mi piel de gallina. Dedico mis duros pezones, las gotitas de agua de mis pestañas y las piedrecitas colándose revoltosas entre los dedos de mis pies...mmmm... hay momentos que no se pagan con nada...

Gatito viejo dijo...

Preciosa dedicatoria. Un abrazo

princesadehojalata dijo...

Gatito, Sherezade, Clandestino, Desconvencida, a-escena: teneis razón, es precioso (os referís a él, verdad? jeje). Clandes, Vila Matas ya! (Prueba con París no se acaba nunca, o Bartleby y compañía y me cuentas)

Begusa, ese baño suena muy pero que muy bien. Es bonito cuando, de nuevo, descubres que flotas.

Lanobil, saber, saber...uno nunca sabe del todo, y está bien que sea así.

s(ese), dime que esa foto es la del carné de conducir. Dime algo de esa foto anda.

Iraultza, no es un mal recuerdo, nada de eso. Y me sigue impresionando el parecido...

Mariano, qué decir, qué vicio leñe, qué vicio (Para leer tu libro...Cómo? Dónde?)

(De verdad de verdad de la buena que no sólo saco fotos de sombras)

(s_gg) dijo...

Lo cotidiano es el lienzo sobre el que pintamos nuestras vidas, el campo de batalla en el que ganamos o perdemos con gusto las batallas, lo que tarareamos cuando no recordamos la letra de una canción. Es, por decirlo de alguna manera, lo que siempre está, lo que siempre queda y lo que siempre merece la pena.
Un texto muy bonito, me gustó leerlo.
Un beso.