11 enero, 2007

El fotógrafo del lumpen

"Todos los libros del mundo no valen una noche de amor"

Anders Petersen es un fotógrafo sueco que lo ha fotografiado TODO. Rabia. Deseo. Desesperación. Ternura. Soledad. Dignidad.
Nacido en Estocolmo en 1944 e inicialmente influenciado por la fotografía documental de la segunda guerra mundial, es a partir de su estancia en Hamburgo a finales de los años sesenta cuando alcanza una mirada que le permite captar la esencia misma del ser humano. "Busco confianza en el desamparo. El deseo de dejarse sorprender por lo impredecible, y el querer acercarse a otra gente, eso es lo que cuenta" escribe Petersen.
Las fotos que sacó en el Café Lehmitz, una taberna frecuentada por travestis, marineros y prostitutas son una buena muestra de ello. "Mi primera exhibición se montó en el Lehmitz. Trescientas cincuenta fotos. Kurt, el cantinero, y yo nos habíamos puesto de acuerdo en que si la gente se reconocía en las fotos, podía quedárselas" . De sus palabras se deduce que sacar fotos en ese lugar no fue lo más importante que le sucedió allí: "La gente del Café Lehmitz era de una presencia y sinceridad que yo no tenía. No había problema si uno estaba desesperado, o era tierno, o se sentaba completamente solo o disfrutando de la compañía de otros. Había una gran calidez y tolerancia en este desvalido escenario" ¿Aún existe el Lehmitz? le preguntó alguien: "No, ahora se encuentra ahí una iglesia multicultural; no hay gran diferencia, en realidad."
Petersen encontró en el lumpen lo que quería contarnos, que "nuestros sueños secretos y nuestros anhelos más profundos nos gobiernan mucho más que esa cosa que llamamos realidad " . Y por ahí sigue, sacando fotos a gente a la que la vida le ha pasado por encima.

Respecto a la frase que acompaña a la foto (que no es de Petersen ni tampoco mía) diré que Cortázar, Toole, Carver, Perec y algún otro, están esperando en mi estantería de libros pendientes.
Pues que esperen.

14 comentarios:

angel dijo...

maravilloso Petersen. la vida pasa y nos repasa por encima, por mas cuidado que se tenga al cruzar.
bsos

princesadehojalata dijo...

Los links, que no puedo incluir en el texto por motivos inexplicables (si lo hago desaparece la foto!) son estos:
Anders Petersen: http://zonezero.com/exposiciones/fotografos/anders/defaultsp.html
Café Lehmitz:
http://www.noorderlicht.com/eng/gallery/petersen/index.html

Espero que os gusten.

princesadehojalata dijo...

Parece que ahora si ha funcionado. Lo que no puedo es borrar el comentario anterior. Disculpad mi inutilidad, empeorada por un catarro.

palabras con ningun sentido dijo...

Princesa, completamente de acuerdo con la frase... y maravilloso el texto.
Te dejo un cariño

olvido dijo...

Buen enlace el de la Galería de Fotos.
Interesante post Princesa y de acuerdo con lo de los ‘sueños y la realidad’.
Sabes que te digo: “ que esperen”;-))
Buen día

Gatito viejo dijo...

Me quedo con esta frase: "Nuestros sueños secretos y nuestros anhelos más profundos nos gobiernan mucho más que esa cosa que llamamos realidad".
Un abrazo, Princesa. Buen fin de semana.

El detective amaestrado dijo...

Si, hay ocasiones en que los libros deben esperar. Buena elección los que te aguardan.
Hala, a lo otro, venga

Balcius dijo...

Entonces, ¿dejarás los libros en la nevera? ;)

princesadehojalata dijo...

No creo que sea necesario meterlos en la nevera Balcius, no les veo yo mucha pinta de caducar a esos...

Gracias por los cariños, palabrasconningúnsentido. Idem para tí.

Que esperen Olvido, que esperen...

Un beso gatito. La realidad...buf...vaya tema. Lo dejo para proximamente.

Te hago caso detective, ;). Estupendos tus relatos.

Angéline dijo...

Amor, libros, amor, libros, amor, libros.. Besos. Y letras. Y fotos. Y tiempo para todo. Un abrazo.

Adulter dijo...

Pueden esperar. No hay prisa. :)

francisco aranguren dijo...

¿Por qué existe esa especie de oposición entre leer y vivir? Un amigo mío decía: leo mucho porque vivo poco. Cuando uno está enamorado desaparecen los libros, los libros pasan a valer menos que una noche de amor. Esos libros que nos salvaron. ¿Será la literatura un sucedaneo de la vida, un recurso de emergencia, un sustitutivo? En tal caso, el lletraferit es un anormal afectivo...¿Estamos poniendo los cuernos a nuestros escritores favoritos, yéndonos a la cama con alguien? Ninguna de estas preguntas tiene sentido sino para los que siguen leyendo...Borges decía que sus mayores emociones las había vivido leyendo...Suena raro. Y eso de los blogs tal vez sea igual...un sucedáneo del amor o de la amistad. Cosas mientras se espera...

princesadehojalata dijo...

Abrazos, Angéline y Adulter.

Francisco, para mí, la frase "todos los libros del mundo no valen una noche de amor" es una advertencia dirigida a los que nos gusta leer. Existe el riesgo de dejarse vivir a través de los libros. Pero sabemos que no hay nada como recibir (Isabel Coixet dixit) el abrazo a partir del cual se miden todos los abrazos. Donde esté la piel que se quiten la hojas, vaya. Que me salve un beso, no un libro.
Pero esto es hablar llevando las cosas al extremo, ya me entiendes. Puros arrebatos. Ay que bien.

Alex dijo...

Hay un café, en Madrid, en el que se dan cita personas a la deriva cada día. Me he dejado caer por allí en algunas ocasiones. El capuccino que sirven no está nada mal. Se puede sentir su deriva. A veces te hablan pero no dicen nada. Todo es demasiado mecánico.

Posteo esclarecedor y maravilloso el tuyo.