19 enero, 2006

Hablando con las manos


"Mis manos son mi corazón". Gabriel Orozco, fotógrafo.

12 comentarios:

Gatito viejo dijo...

Impresionante fotografía. Me gustó mucho. Saludos

princesadehojalata dijo...

Hola Gatito, ví esta fotografía en la exposición "Hablando con las manos" que se puede visitar actualmente en el Guggenheim de Bilbao. A mi también me emocionó. La exposición está muy bien, hay más de 160 fotos en las que las manos cobran un protagonismo especial. Lo más impresionante de la expo, me atrevería decir que lo que le da sentido, es una de las fotos que se encuentran en la última sala; después de ver muchas fotos donde la presencia de las manos es lo más importante, te encuentras con una foto de la guerra de Yugoslavia en la que se ve a un joven en una cama de hospital con sus dos manos amputadas. Terrible.
Un abrazo.

Angéline dijo...

Intenté dejarte el otro día un comentario pero finalmente no lo hice. Las dos fotografías juntas son impresionantes, me quedé como hipnotizada un buen rato con ese gesto tan zen. También recuerdo hace unos años, cuando me documenté sobre la guerra de Kosovo para un trabajo. Fue un machaque continuo de fotografías, libros, películas. Todavía no me repuse de la impresión, quizás porque sé perfectamente que todo aquello que ví ocurre a diario en medio mundo. Pero después viene alguien como Gabriel Orozco y te abraza el alma. Y entonces algo tan simple como unas manos dispuestas y un corazón en medio suenan como una sucesión de pequeños latidos. Un abrazo, Princesa. (voy más o menos a medias con lo de Henry. Este fin de semana tendré más tiempo para leer aunque no quiero que se me acabe..)

princesadehojalata dijo...

Querida Angéline, qué bueno tenerte por aquí. Gabriel Orozco ha sido un descubrimiento. Encontramos una foto suya en la que se ve el aliento humano sobre la tapa de un piano de cola negro, justo antes de desaparecer (Breath on piano). Es preciosa. Un abrazo y disfruta con Henry.

Portorosa dijo...

Princesa, acabo de descubrirte por casualidad, y me encuentro con que ya me conoces.
Es un placer. Y pienso volver, con la venia.

Un saludo.

princesadehojalata dijo...

Hola Portorosa: pues sí, la verdad es que llevaba unos días espiándote en secreto...Me gusta mucho tu blog. Bienvenido a la mía y hasta cuando quieras.
Un saludo.

amanda dijo...

Princesa, te encuentro hurgando en mis 'estadísticas', que me traen hasta aquí. Me gusta ampliar el círculo, aunque también me asusta un poco que, sin yo conocerte, tú me hayas puesto un enlace. Que te agradezco, por supuesto.
He estado paseando por tus archivos. Y ya he puesto este blog entre mis favoritos. Volveremos a vernos.
Un beso.

princesadehojalata dijo...

Hola Amanda, perdona por haberte asustado, debí haberme presentado primero en tu blog, lo siento. Gracias por la visita y por haberte dado a conocer. Un beso.

badly drawn girl dijo...

Tienen algo reconfortante estas fotografías... Realment,e muy bonitas secuencia!

francisco aranguren dijo...

Me gustan mucho las fotografías. Hago muy pocas cosas con las manos, pero practicamente todo el día estoy dando la mano. Procuraré tener en cuenta que tambien al darla puedo poner el corazón. Gracias, Princesa.

princesadehojalata dijo...

Hola Francisco, en las yemas de tus dedos, que utilizas para escribir en tu ordenador, está tu corazón. No hay más que pasarse por tu blog para comprobarlo. Un abrazo.

Balcius dijo...

Las manos, seres vivos, a cuyas evoluciones asisto siempre asombrado cuando las veo hacer figuras de papel, los seres más generosos de la creación pues siempre dan, siempre reciben, y lo hacen todo juntas.

Ahora yo, obligado a hacer todo sólo con mi mano izquierda, me doy cuenta de lo valioso de esta imágen. Mi mano izquierda asumiendo el papel de ambas, cuidando de la otra mano, cuidando de mí, dando nueva forma a mi alma y reconciliándome con mi propia vida. Nunca contradigas a tus manos, deja que te guíen, tienen la sabiduría que proporciona el tacto.

Sin duda conocéis el Koan Zen "cómo suena un aplauso con una mano sola?"

Áñado una pregunta, "Qué forma tiene el corazón... con una mano sola?"