26 octubre, 2005

Afasia (Oliver Sacks)

Las enfermedades neurológicas cursan con síntomas muy variados. Cuando resulta dañada la región temporal el paciente puede presentar un síntoma denominado afasia. Hay dos tipos de afasia, la motora, en la que el paciente es incapaz de expresarse, no puede hablar y la sensitiva, que se caracteriza por la falta de comprensión del lenguaje. Así, el paciente oye pero no entiende nada. Todos sabemos que las personas que padecen limitaciones neurológicas con frecuencia desarrollan otras habilidades.

En el área de enfermos "sensitivos" de un hospital se produjo la siguiente situación. Un día en que el presidente del gobierno iba a salir por televisión, los paciente sensitivos, que sí pueden hablar, insistieron en verlo. Sus cuidadores lo encontraban absurdo pero finalmente accedieron a encender el televisor. El presidente hablaba. Los sensitivos lo miraban y parecían escuchar atentamente. Se empezaron a ver sonrisas dibujadas en sus rostros, hubo un momento en que casi todos comenzaron a reirse, algunos de ellos llegaron incluso a la carcajada. Por su cara sabían que estaba mintiendo.

Algunos proponen incluir en los gabinetes del gobierno a pacientes afásicos sensitivos. Cuando haya una reunión, que esté presente un afásico. Los políticos que hablen, que discutan. Nosotros miraremos al afásico.

3 comentarios:

Balcius dijo...

Cuando signan el nombre de una persona, los sordomudos suelen hacer un signo que destaque una particularidad de la persona que le distinga, como el color zanahoria de tu pelo (entonces te llaman zanahoria), lo extravagante del aspecto, lo goooordo que eres (el signo de "gordo" es hinchar los carrillos y describir una esfera con los brazos)... el nombre y el mote se asimilan, y la gente acaba con sus complejos asumiéndolos como marca de identidad. No hay remilgos. Cómo los puede haber, si el signo de abrazo es un abrazo? dichoso lenguaje que acoge lo expresado.

Dadme a niños y borrachos como profetas, a afásicos sensitivos en el parlamento, y a sordomudos como embajadores. Acabemos con la hipocresía y la diplomacia.

¿Te apetece? Signa tu nombre: Princesa de Hojalata.

(ponga aquí una sonrisa)

princesadehojalata dijo...

Aquí está esa sonrisa. ¿Te parece poco signo llamarse princesadehojalata? ¿Qué me dices del tuyo, que significa Balcius?

Balcius dijo...

No, claro que no me parece poco signo. Es metáfora y objeto, signo y hecho, frágil y duro, es precioso. Como la sonrisa, gracias.

... Supongo que tendré que parafrasear aquí a Tristan Tzara: Balcius no significa nada, ahí reside su profundo sentido.

Y tiene un signo, claro que sí. Mirar al infinito y olvidar lo lejos que queda.