22 septiembre, 2005

Lo dice Lobo Antunes...

Me lo presentó así, con legítima vanidad: "Mi chaval, parkinsoniano". No un estado, no una enfermedad: un título.

Me gustaban los gatos por ser sólidos estando quietos y líquidos al moverse.

Escribir es hacer llorar sin ofrecer el pañuelo.

En cuanto desapareció me dieron ganas de gritarle:- No podemos perdernos antes de habernos encontrado.

5 comentarios:

El Alde dijo...

Lobo Antunes es un escritor difícil. No sé si recuerdas en el foro lo que me maravilló "El orden natural de las cosas", y sin embargo fui incapaz de pasar más de veinte páginas con "El tratado de las pasiones del alma".

Eso sí, es un escritor que sentencia con muchas de sus frases. No te da lugar a réplica, porque tiene razón, así, sin más.

Leyendo este post me has recordado las frases y párrafos de "El orden...." que señalé especialmente, porque me parecieron muy interesantes, en cuanto pueda las compartiré contigo en mi blog.

Un beso

princesadehojalata dijo...

Hola Alde! Recuerdo lo que te impactó "El orden natural de las cosas". Me llevó a leer "La muerte de Carlos Gardel", libro que terminé con dificultad (de esos que piensas: no era el momento para este libro, tal vez dentro de un tiempo...)Ultimamente he leído sus libros de crónicas, son fáciles de leer, además me han encantado por eso mismo que dices tú, porque tiene razón.De ellos he sacado estas frases. Un beso.

Javier Munguía dijo...

Hola, princesadehojalata.
La última de las citas es una paráfrasis de una frase de Julio Cortázar, incluida en su cuento "Manuscrito hallado en un bolsillo", del cuentario Octaedro, de 1974.
Muchos saludos.

princesadehojalata dijo...

Hola Javier! Buscaré ese libro de Cortázar, esa frase es la que más me gusta de las 4 que colgué. Un beso y gracias por venir a mim undo.

Alex dijo...

Qué buena definición: los gatos son líquidos cuando se mueven.

Y sí, escribir es hacer llorar sin estar pero estando.

No puedo perderte sin haberte tenido. No quiero perderte sin saber como abres un paraguas. No estaba previsto que llegase a quererte tanto.